miércoles, 14 de marzo de 2012

TRANSDISCIPLINARIEDAD Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÒN


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LOS LLANOS
RÓMULO GALLEGOS
DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
I  COHORTE VALLE DE LA PASCUA

Curso: Transdisciplinariedad y Ciencias de la Educación



COMPLEJIDAD, EDUCACIÓN Y TRANSDISCIPLINARIEDAD 
(Raúl Motta)
COMPLEJIDAD, TRANSDISCIPLINARIEDAD  Y EDUCACIÓN:
 Algunas Reflexiones (María Cándida Moraes)

           


Participantes:
CI
Amaya, Martha
13.611.059
Berardinelli Dionino
5.621.764
Páez, Edgar
7.279.672
Palma, Jhail
5.982.805
Ramírez, Aura
8.554.955
Rubio, Enilda
8.800.770
Facilitador:
Dr. Jorge Luis España

                                               





Valle de la Pascua, marzo 2012


Complejidad, Educación y Transdisciplinariedad (Raúl Motta)
            Raúl Motta es Profesor en Letras egresado de la Universidad de la Plata. Profesor de Filosofía de la Universidad del Salvador en Argentina. Máster en Economía en la Universidad Carlos III de Madrid España. Doctor en Letras de la Universidad del Salvador en Argentina. Director del Instituto Internacional para el Pensamiento Complejo. Director de la Cátedra Itinerante UNESCO Edgar Morín. Investigador de la Red Internacional Ecología de Saberes de la Universidad de Barcelona (España). Director de la Revista Complejidad. Autor de artículos y libros sobre filosofía, epistemología, educación, redes sociales, políticas de gestión social y del conocimiento.
            El  autor se inscribe en el pensamiento complejo, según el cual un fenómeno específico puede ser analizado por medio de diversas áreas del conocimiento mediante el entendimiento de disciplinas evitando la habitual reducción del problema a una cuestión exclusiva de la ciencia que se profesa. En el presente artículo  intenta dar respuesta a la interrogante de si es posible planificar y reflexionar sobre contenidos transversales en educación sin aproximarse de una manera transdisciplinaria hacia la complejidad de la realidad. Motta realiza una hermeneusis de los discursos de autores como Edgar Morín,  Basarab Nicolescu, Mario Bunge, Niels Bohr, Rolando García, Roberto Juarroz, Jorge Luis Borges, Gastón Bachelard, Michel Authier, Pierre Lévy,  Michel Serres, Theilard de Chardin, Ernesto Sábato, José Ortega y Gasset, Octavio Paz, Carlos Marx, Ilya Prigogine y  Jean-Luis Le Moigne.
            Respecto  a la relación del texto con el ámbito de interés del grupo, se puede constatar por la necesidad de conocer sobre las nuevas concepciones que conllevan actitudes para comprender la dinámica educativa actual con un enfoque sistémico, caracterizado por concebir todo objeto  como una totalidad compleja o un componente dentro de un contexto complejo cuya ventaja es permitir formular y abordar problemas  evitando visiones unilaterales y soluciones simplistas.
La relación del texto y el autor con el ámbito disciplinar de los lectores se vislumbra desde la perspectiva de la actividad que realizamos como docentes en la Universidades Rómulo Gallegos y Simón Rodríguez. En el artículo se plantea la necesidad de integrar conocimientos en los diferentes niveles educativos, así como también adoptar actitudes inter y transdisciplinarias para ampliar la visión del mundo, transformarse de acuerdo con una cultura que busca construir una civilización planetaria en función de un contrato social basado en el respeto a la naturaleza.  Igualmente plantea la reconfiguración del orden del saber y su relación con el poder tecnocientífico lo cual puede lograrse dando un nuevo significado al valor humano.
El artículo analizado está estructurado en párrafos donde se aborda aspectos de la complejidad, transdisciplinariedad y su necesaria vinculación con la educación. Posteriormente hace referencia a la idea planteada e introduce elementos  tales como  el proceso de desterritorialización del sistema social dominante, la inteligencia colectiva, redes geoculturales transterradas, las cuales conforman espacios de saber, territorios virtuales que originan nuevas formas de exclusión e inclusión, de pertenencia y organización social. Finalmente se exponen las conclusiones de la tesis planteada.
Se presenta en términos de un ensayo de corte académico el cual consta de una tesis  que desarrolla  hasta concluir que   toda transformación de la calidad de la educación y formación acorde a los cambios de contexto mundial implica fortalecer al docente para reconfigurar su protagonismo social a fin de situarlo a la vanguardia de las políticas de las sociedades de riesgo.   De igual manera conlleva una revalorización del lugar y la importancia de la reflexión y crítica de rigor filosófico, crítica histórica, una visión epistémica de la ciencia sin ser mecanicista. A esto debe sumarse un conocimiento actualizado sobre la importancia y el valor de lo simbólico, lo mítico, de las sabidurías y tradiciones religiosas de la vida social y productiva. Es decir, se debe reformar el pensamiento y  ello implica una ecología de la inteligencia colectiva y de las ideas, un despertar de la sensibilidad.
            En cuanto a la cosmovisión o visión particular, Motta considera necesario integrar los conocimientos; ello implica la experiencia del docente en dinámicas interdisciplinarias y una visión transdisciplinaria del mundo basada en un modelo epistemológico similar a la visión sistémica de la realidad. El autor observa un bajo nivel de formación epistemológica para tratar y procesar tanto la información como el conocimiento y una creciente descontextualización global/local de docentes y directivos. De allí la necesidad de articular saberes mediante una análisis crítico de las nociones de multidisciplinariedad,  interdisciplinariedad y transdisciplinariedad en relación con esos cambios dados en el contexto global, así como también ensayar diversas  aproximaciones metodológicas que favorezcan la práctica interdisciplinaria en educación.
            Motta considera que se requiere un análisis de las posturas sobre la problemática transdisciplinaria  que está implícita en los diseños curriculares y se relaciona con la crisis y surgimiento de nuevos paradigmas, con la complejización del mundo de las ideas, la fragmentación de la vida social y la ausencia de espacios religantes para el desarrollo de la espiritualidad. Así mismo refiere que mientras los prefijos pluri y multi se relacionan con cantidades,  inter y  trans indican relaciones recíprocas, cooperación, interdependencia, intercambio e interpretación, en consecuencia las actividades inter y transdisciplinarias proponen dinámicas interactivas que buscan una transformación recíproca de disciplinas relacionadas en un campo/sujeto/objeto/contexto específico.
            El autor también se expresa sobre la forma de educar y formar a las futuras generaciones, inmersas en grandes transformaciones científicas, sociales y económicas que sin embargo alternan con cegueras y desorientación respecto a sus consecuencias en la realidad humana. Esto en la actualidad provoca grandes desafíos planetarios. A ello se suma la falta de pertinencia de los conocimientos, producto del aislamiento y compartimentalización de los saberes, de acuerdo con lo expuesto por Edgar Morín. Es decir, existe hiperespecialización debido a que las especializaciones no se comunican entre ellas.
            Motta recurre a Morín para afirmar que cuando el saber se imparte de manera fragmentaria no brinda interés para los estudiantes y reconoce la existencia de cuatro objetos: el mundo, la tierra, la vida y la humanidad que dan origen a las siguientes interrogantes: ¿De dónde venimos? ¿Qué y quiénes somos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué hay en el más allá?  Motivando a las personas a buscar la respuesta a las mismas. Además insiste en la necesidad de que la enseñanza favorezca la aptitud del espíritu para contextualizar, relacionar y globalizar, por cuanto los problemas demandan mayor esfuerzo de reflexión y conocimientos de características globales e interrelacionadas.
            Para dar consistencia a sus argumentos recurre a Rolando García quien se manifiesta sobre la necesidad de utilizar formas de organización que posibiliten el trabajo interdisciplinario, debido a la excesiva especialización que existe en la ciencia y fragmenta los problemas de la realidad. Por el hecho de ser reciente la transdisciplinariedad presenta ambigüedades en su significado.
            De Basarab Nicolescu toma que la transdisciplinariedad es distinta  a la pluridisciplinariedad y a la interdisciplinariedad. La pluridisciplinariedad refiere al estudio de un objeto de una disciplina por varias disciplinas a la vez; la interdisciplinariedad transfiere métodos de una disciplina a otra. Por su parte, la transdisciplinariedad pretende comprender el mundo presente a partir de la unidad del conocimiento, se interesa en la dinámica de la acción presente en distintos niveles de realidad, en la aparición de nuevas lógicas y en la emergencia de la complejidad. De hecho surge de alguna manera relacionada con el desarrollo de la física cuántica y las interrogantes sobre la unidad del conocimiento presentadas por Niels Bohr.
            Igualmente, se apoya en Nicolescu en cuanto a la visión transdisciplinaria como una perspectiva que considera una realidad multidimensional estructurada en múltiples niveles que sustituyan la visión de una realidad unidimensional que caracteriza al pensamiento clásico. Según Nicolescu  los distintos niveles de  realidad de comprensión son producto de la interpretación armoniosa del conocimiento, de  los niveles de realidad y de percepción. En este sentido, concibe la realidad como una unidad abierta que engloba al sujeto, al objeto y a lo sagrado; y la transdisciplinariedad como una actitud que implica un cambio espiritual, esto es la conversión del alma.
            A su vez sustenta su posición con Roberto Juarroz   cuando señala que para acceder a una actitud transdisciplinaria se debe elaborar un lenguaje a través de una triple ruptura: romper con la creencia de que la totalidad se limita a la realidad sensible vista y percibida por los sentidos; con el lenguaje estereotipado, repetitivo y vulgar, es decir el lenguaje de la comodidad que limita; romper con un modo de vida esclerotizado y convencional. En consecuencia, las formas de comunicación, migración y articulación de conocimientos se relacionan con la naturaleza del lenguaje, su capacidad de decir y nombrar lo real en sus distintos niveles.
            También usa  argumentos de Jorge Luis Borges  cuando sostiene que sus cuentos permiten ampliar la producción y transmisión del conocimiento y los saberes ya que no hay una página, una sola palabra que no sea simple, pues todas postulan el universo, cuyo notorio atributo es la complejidad. Por tal razón admite que el discurso de los múltiples saberes y conocimientos científicos son un lenguaje dentro del lenguaje y pueden ocasionar la ilusión de la simplificación, como lo admite Gastón Bachelard  sustentando su postura al mantener que lo simple no existe, solo existe lo simplificado.
            El texto se vincula con lo investigado por  los lectores por cuanto nos orientamos al estudio de problemáticas  vividas en instituciones de educación superior donde se requiere  integrar conocimientos, aplicar  dinámicas interdisciplinarias para formar una visión transdisciplinaria del mundo, así mismo  mejorar la formación epistemológica y ensayar diferentes aproximaciones metodológicas que faciliten una educación de calidad.












COMPLEJIDAD, TRANSDISCIPLINARIEDAD  Y EDUCACIÓN: Algunas Reflexiones (María Cándida Moraes)
Ubicación del autor en relación a la época de elaboración del discurso
            María Cándida Moraes es doctora en Educación de la Universidad Católica Pontificia de Sao Paulo,  con estudios en el área de la investigación sobre educotecnología. Fundamenta sus estudios en el análisis del impacto de las nuevas tecnologías en la conformación social, política y cultural, específicamente en las repercusiones que este proceso tienen en rol de la educación. Es profesora en el Instituto de Investigaciones Espaciales, en estudios de postgrado en UCB/DF y en el programa de Maestría en la Universidad de Barcelona.  También ha sido Coordinadora de la Red de Ecología del Conocimiento Internacional de la Universidad de Barcelona. Es autora de los libros: El paradigma Emergente para la Educación, El Pensamiento Eco-Sistémico, Ecología del  Conocimiento; Complejidad, Transdisciplinariedad y la Educación así como Nuevas Bases para Re-encantar la Educación.     
            La autora de este texto puede ubicarse dentro de las corrientes del pensamiento que sugieren un cambio en el paradigma educacional hacia uno que reconozca la naturaleza viva y trasdisciplinar del proceso de construcción del conocimiento así como la interactividad de los procesos cognitivos. Moeaes considera que solo en estas es posible recuperar la integralidad humana, los valores multiculturales y el respeto por la  diferentes maneras de pensar. Se trata de un enfoque apoyado en el pensamiento eco-sistémico, relacional, dialógico para generar   valores y construir una nueva ética que reverencie los diferentes aspectos de la vida y reconozca que vida y aprendizaje no están separados. Es la manera  de construir redes de conexiones orientadas no sólo a la construcción del conocimiento, sino también la paz para un nuevo ciudadano planetario.
La corriente del pensamiento en cual podemos ubicar a la autora.
            Puede ubicarse dentro del pensamiento complejo al cual considera como una propiedad sistema que está presente en todos los dominios sistémico-organizacionales de la vida, sea de naturaleza física, biológica, antropológica, social, política o cultural. También lo considera como una guía para la compresión de los mecanismos funcionales del pensamiento, del conocimiento y de la acción humana, es decir, del pensamiento  de nivel paradigmático, pues la complejidad se refiere  tanto a la manera como caracterizamos el ser, su realidad y  organizamos nuestras vidas e ideas.
            Como principio ontológico, su presencia nos revela que la realidad y el individuo constituyen entidades no divididas,  la separación es una distorsión de la realidad y el patrón de la vida es siempre un patrón en red. Es por tanto, una realidad multidimensional. Esta complejidad  constitutiva del ser y de su realidad presenta implicaciones epistemológicas y metodológicas, revelando una serie de desdoblamientos importantes y significativos para diversas ramas del conocimiento humano y en especial la educación.
La intencionalidad primigenia del texto.
            La preocupación de la autora es que vivimos en mundo cambiante constituido por redes cuyas diversas partes actúan de manera interdependiente.  Estas influyen en la educación y en la dinámica del funcionamiento de la escuela. El gran problema radica en el hecho de que como educadores, no se fuimos formados ni acostumbrados a vivir en red en un mundo de interdependencia y de procesos complejos y auto-organizados. Esto repercute y afecta el trabajo docente, el planteamiento curricular, los procesos de enseñanza aprendizaje, los papeles desempeñados por los alumnos y profesores, la dinámica de las infraestructuras educativas y al mismo tiempo exige nuevas competencias y habilidades para continuar aprendiendo a lo largo de la vida.
            Debido a esta complejidad, la educación precisa dar respuestas adecuadas, competentes y oportunas. El gran problema es que el profesor todavía no está preparado para actuar de manera competente en un mundo que funciona en red. Por otra parte,  el Estado y la  sociedad todavía no tienen conciencia de las implicaciones y de las consecuencias derivadas de esta realidad. Destaca que nuestros problemas poseen una naturaleza transnacional, trasdisciplinar y absolutamente compleja, desvelando un mundo cada vez más enredado y globalizado.
            Moraes pertenece a la corriente posmoderna.  Realiza un estudio interpretativo y comprensivo de diferentes construcciones conceptuales humanas, ubicadas en el marco de  la hermenéutica.  Estas se configuran en el existir y constituyen una posibilidad de llegar a entenderse y ser ese entendimiento. El entender se deriva de una unidad interpretativa llamada factibilidad. El entendimiento se verá asociado a los actos de expresar, de explicar de traducir y por lo tanto, de hacer  comprensible el sentido que algo tiene para uno. El ser del hombre reside en su comprender, por lo tanto el hombre en el modo  fundamental suyo que es el comprender no sólo se enfrenta a la historia y a lo histórico, sino que pertenece ontológicamente a él.
¿Qué relación tiene el texto con el ámbito disciplinar de interés del lector?
Las demandas educativas  han generados nuevas expectativas, mostrando la necesidad de interpretación y construcción de un paradigma que se relacione con la naturaleza humana y su proceso evolutivo, con la sustentabilidad ecológica desde luego así como con los procesos de construcción del conocimiento y del aprendizaje, igualmente con la formación de una ciudadanía planetaria y una conciencia humana integradora. Nuestra función como educadores nos lleva a la búsqueda de una interpretación de las interrelaciones constitutivas de la naturaleza eco sistémica existente entre los diferentes dominios de la naturaleza, donde se realiza la interdependencia entre ambiente, ser humano, pensamiento y desarrollo. La educación y la labor docente no deben separar las demandas de la vida, constituidas por las relaciones sociedad, individuo y naturaleza, tanto a  escala local como  global y planetaria.
Establecer la relación que tiene el texto y autor con el ámbito disciplinar de quien lo lee.
Los integrantes del equipo formamos parte de la comunidad docente de  la Universidades Rómulo Gallegos y Simón Rodríguez ubicadas en la ciudad de Zaraza. Coincidimos con la autora en cuanto a que debemos apropiarnos hoy más que nunca de competencia teórica, claridad epistemológica y  estrategias metodológicas adecuadas,  de una conciencia transdisciplinar que se desarrolle no solo con los procesos de construcción y  reconstrucción del conocimiento sino  con  la formación de ciudadanos con conciencia de su realidad y de su tiempo.
            El artículo es un ensayo de corte académico, hace una reflexión sobre el pensamiento complejo, las transdisciplinariedad y educación, como desafíos que debe enfrentar el educador en un mundo globalizado e interconectado.
            ¿Qué interesa del texto?
La preocupación manifiesta por la autora acerca de los procesos de cambio que vive el mundo, la interconexión las redes, la necesidad de abordar esa realidad  desde una postura distinta a la convencional, es decir, no debemos hacerlo a partir de paradigmas que  están en crisis, que tengan con una visión fragmentaria de la realidad social, política, cultural y educativa.  Se necesita un pensamiento que posea la propiedad sistémica, coincidente con todos los dominios sistémicos-organizacionales de la vida, sea de naturaleza física, biológica, antropológica, social, política o cultural. Por otra parte, también es necesario asegurar el espacio de las interconexiones entre saberes, esto exige un pensamiento transdisciplinar, transversal, expandido que religue la parte y el todo, lo micro y lo macro, lo singular y lo plural.
¿Cómo lo trabaja, maneja?
Parte de una premisa como lo es la concepción de la globalización y sus implicaciones como mundo en red, luego  aborda el tema  de sustentabilidad ecológica, ciudadanía planetaria,  la existencia de la ecología de los saberes que hace referencia a la existencia de conocimiento plurales, la importancia del diálogo entre saber científico y humanístico, luego aborda el pensamiento complejo y la transdisciplinariedad. Se observa coherencia, transparencia,  concreción, claridad y delimitación.

Referencias Bibliográficas
Moraes, María C. (2006). Complejidad, Transdisciplinariedad y Educación: Algunas Reflexiones.

Motta, Raúl (1999). Complejidad, Educación y Transdisciplinariedad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada